¿Cielo o infierno?

La Biblia solo habla de dos lugares de destino eterno: Cielo e Infierno. Este Tratado reflexiona sobre estos dos sitios que albergarán a billones y billones de personas durante la eternidad.