Donar

CONTROLANDO LOS IMPULSOS.

Número 2125

ImprimirCompatir por email

Los impulsos son cosas que no podemos controlar por nuestra propia fuerza pero, es allí en donde obra el poder del Espíritu Santo de Dios el cual nos capacita para no dejarnos envolver por las cosas que suceden fuera de nosotros; sin embargo, cuántas veces hemos tenido que decir ¿PORQUE DIJE ESO?!!! y lastimosamente lo decimos luego de haber expresado algo que hirió a otra persona ya sea nuestra esposa, padre, hermano, amigo, novio etc…

Es fácil poder hablar de este tema, pero es difícil vivirlo ya que cuando nos vemos enfrentados a situaciones las cuales nos sacan de nuestras casillas hay dos opciones, o nos sometemos a Dios o nos dejamos arrastrar por la ira, enojo, pelea, contienda y como resultado traerá el quebrantamiento.

Salmos 106:32 al 33 “y a Moisés le fue mal por culpa de ellos, pues lo sacaron de quicio y él habló sin pensar lo que decía.”
El hombre más manso de toda la Casa de Israel llamado Moisés cayó en una trampa del enemigo por causa de las personas que le rodeaban y esto le privó de disfrutar la bendición de entrar en la tierra prometida; cada vez que nosotros nos dejamos llevar por comentarios, palabras, gestos y cualquier tipo de situación que pase a nuestro alrededor va a dar como resultado que hablemos sin pensar y luego vengamos con la cabeza abajo con esta expresión ¿PORQUE DIJE ESO?!!!

Si Moisés no se hubiera dejado llevar por ese momento de seguro habría introducido al pueblo a la tierra prometida, sin embargo, solo se le permitió verla. Muchas cosas únicamente las vemos en nuestra mente, las vemos en sueños o se vuelven una ilusión y nunca se realizan a causa de que nos dejamos dominar por lo que pasa fuera de nosotros y eso nos lleva a reaccionar de una forma fuera de lugar; de modo que perdemos los privilegios que Dios tiene preparados para nuestra vida.

Dios mismo se place en dejar gente a nuestro alrededor los cuales van a ser un instrumento para moldear nuestro carácter y personalidad con el propósito de que maduremos y no seamos esclavos de lo que sucede en nuestro entorno. Es por ello que quiero compartir este principio de la palabra de Dios; antes de que reacciones ante una situación que tal si piensas en los beneficios y consecuencias que ello puede traer, ya que cada vez que nos sacan de quicio y nos dejamos llevar por ello, hablamos sin pensar y de allí en adelante cosechamos frutos amargos para nuestra vida.

Este es el momento en que puedas pararte firme en no dejarte dominar, envolver y seducir por las cosas que pasan a tu alrededor las cuales te han llevado a insultar, pelear y vivir en constante quebrantamiento por esa errónea manera de vivir; únicamente lo lograras aferrándote a los principios de la palabra de Dios los cuales te darán la fuerza de lo Alto para dominar esas reacciones.

¿Quieres leer más?
Visita otros tratados de este tema
Busca tratados con contenidos similares

Oración de aceptación en audio:

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador (a) en necesidad de salvación. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo (a). Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal, perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

 

Comentarios en Tratados del sitio

Casa de Oración
Ayudar a cuba

¿Deseas ayudar a Cuba?

Lee el mensaje ¿Como puedes ayudar al ministerio en Cuba?

No deseo leerlo