¿QUÉ ES LA REENCARNACIÓN?

La palabra “REENCARNACIÓN”, aparece frecuentemente en algún artículo de las revistas semanales. Esta doctrina es muy común en las religiones orientales, y ha llegado a nuestra sociedad a través de religiones como el hinduismo, el budismo y el taoísmo, y también en algunas religiones africanas y tribales de América y Oceanía

 

Cada vez es mayor el número de los que, aun siendo cristianos aceptan esta filosofía. Pero, ¿qué es la reencarnación? Se puede concebir como la creencia consistente en que la esencia individual de las personas (ya sea mente, alma, conciencia o energía) adopta un cuerpo material no solo una vez sino varias según va muriendo.

 

La reencarnación enseña que los pecados cometidos en vidas pasadas deben ser expiados por obras de aquella persona en la vida siguiente, hasta que finalmente logre un estado de santidad y pureza. Jesús dice que una vez que morimos, los que han aceptado la obra que él hizo por ellos en la cruz y le siguen irán al cielo para vivir por siempre con Dios. Los que no lo hayan hecho, vivirán para siempre apartados de Dios (Juan 6,47).

 

La reencarnación dice que todos viviremos una y otra vez aquí en la tierra hasta que logremos hacerlo todo correctamente. La Biblia enseña que “está establecido que los seres humanos mueran una sola vez, y después venga el juicio” (Hebreos 9:27).

 

Según la reencarnación, morimos una y otra vez. En realidad no hay juicio alguno, solo karma, que deberemos enfrentar en nuestra vida siguiente. Si la reencarnación fuera verdad, significaría que la muerte de Cristo ha sido en vano. No tendríamos necesidad de que alguien nos salvara si pudiéramos lograr la perfección por cuenta propia a lo largo de docenas o centenas de vidas.

 

Cuando Jesús moría en la cruz, uno de los ladrones crucificado a su lado le pidió: "Jesús, acuérdate de mí cuando vayas a tu Reino". Si Jesús hubiera admitido la posibilidad de la reencarnación, tendría que haberle dicho: "Ten paciencia, tus crímenes son muchos... debes pasar por varias reencarnaciones hasta purificarte completamente". Pero su respuesta fue: "Te aseguro que hoy estarás conmigo en el Paraíso" (Lucas 23, 43). Si "hoy" iba a estar en el Paraíso, es porque nunca más podía volver a nacer en este mundo.

 

En ningún lugar de la Biblia se sugiere siquiera que la reencarnación pueda ser verdad. En cambio se recalca una y otra vez que todo ser humano es un individuo singular creado a la imagen de Dios mismo. Y sin embargo, cada vez más personas, incluso cristianos, parecen aceptar como verdad esa creencia. No existe manera de aferrarse a una creencia en la reencarnación y a la vez creer en la muerte expiatoria de Cristo en la cruz.

 

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén