LA BIBLIA PROHIBE LOS TATUAJES.

En Levítico 19,28 , la Biblia dice: " NO SE HAGAN HERIDAS EN EL CUERPO POR CAUSA DE LOS MUERTOS, NI TATUAJES EN LA PIEL. YO SOY EL SEÑOR.

Los cristianos necesitan estar conscientes de que la mayor parte de las modas tienen su origen en la hechicería. Muchas de las modas han sido popularizadas por las estrellas de la música rock y por Hollywood. Desafortunadamente, nuestra juventud, tanto cristiana como la no cristiana, está ávida de seguir toda nueva moda que surge.

Las costumbres supersticiosas que expresaban duelo por los muertos, no tienen su origen en el Pueblo de Dios, sino en los pueblos paganos, para expresar adoración no a Dios sino al ejército de los cielos (dioses falsos). Por eso, se rapaban la cabeza o se hacían incisiones o tatuajes en el cuerpo para aplacar la ira de las deidades infernales. La Biblia es clara, prohibe toda desfiguración voluntaria de la persona, tanto los cortes como los TATUAJES, pues son prácticas paganas.

Las primeras referencias históricas sobre los tatuajes se encuentran en las antiguas culturas orientales, principalmente en la egipcia, en donde a los esclavos se les marcaba la carne mediante tatuajes con el propósito de ser identificados unos de otros, como PROPIEDAD PRIVADA de

determinado amo.

Pero el TATUAJE se extendió al nivel religioso y fue así como este tipo de impresión indeleble que penetra varias capas de la epidermis, se usaba en la religión como un símbolo para indicar que el QUE SE TATUABA PERTENECÍA AL dios a quien la persona marcada sentía especial reverencia y adoración. De esa forma, se indicaba una vida de ENTREGA A ESE dios y una firme esperanza de que esa deidad pagana lo protegiera.

SI USTED SE HIZO UN TATUAJE: 1- Usted consagró su vida a otro dios, pero no a JESUCRISTO, 2- Si quiere formar parte del pueblo de Dios, debe renunciar a ese tatuaje, 3- Pídale a Jesucristo que lo perdone y que le limpie del pecado de haber recibido el tatuaje, aunque sea por ignorancia, 4- Cubra el tatuaje con aceite ungido y, ordene en el nombre de Jesucristo, que cualquier maldición asociada con el mismo sea rota en este mismo instante y que todos los demonios huyan en su nombre.

La Palabra de Dios dice que Jesucristo vino a deshacer las obras del diablo y, aunque lo creas o no, lo admitas o no, el estar tatuado, consciente o inconscientemente, es una forma de pertenencia a un demonio. La única persona que puede librarte de esa consagración a un demonio, se llama Jesucristo. ¡ ABRELE TU CORAZÓN !

ORACIÓN PARA ACEPTAR A CRISTO

Yo confieso que soy un pecador o pecadora, y necesito tu perdón. Me doy cuenta que viene el día en que será demasiado tarde para ser salvo o salva. Yo creo que Jesucristo derramó su Sangre preciosa, y murió por mis pecados. Estoy dispuesto a dejar mi pecado. Yo te recibo ahora Jesucristo como mi Señor y Salvador personal. Perdona mis pecados e inscribe  mi nombre en el LIBRO DE LA VIDA ETERNA. Amén

Oración en audio Bajar oración
Buscar tratados similares
tatuajes