Audio Predicaciones

El mal tiempo

Muchos de nosotros nos quejamos cuando el mal tiempo nos impide desarrollar nuestras actividades favoritas o si entorpece nuestros planes. También nos cansa tener las mismas condiciones meteorológicas durante cierto tiempo. Y sin darnos cuenta nos estamos quejando… de Dios. Él es quien dirige el tiempo. ¡Toda la creación obedece a sus órdenes!

Ver contenido

No tengo a nadie

Cerca del estanque de Betesda, en Jerusalén, un gran número de enfermos estaba esperando ser sanado.

Ver contenido

Dios vela sobre su Palabra

Un grupo de cristianos valientes había introducido algunos centenares de Biblias en un país en el que la difusión estaba prohibida, y el hecho de poseer tan sólo un ejemplar apenas era tolerado.

Ver contenido

El mayor diamante del mundo

En el año 1905, en una mina de África del Sur, se halló el mayor diamante descubierto hasta hoy (621 g), el Cullinan, el cual fue regalado al rey de Inglaterra. Como todavía se hallaba en estado bruto, primero fue entregado a un diamantista de Ámsterdam para que lo tallara. Éste tomó la preciosa piedra y perforó un agujero minúsculo en el que dio un vigoroso golpe con el buril. ¡El diamante estalló!

Ver contenido

Carta a un emperador

Atenágoras era un filósofo que vivía en Atenas en la segunda mitad del siglo 2. Se había propuesto escribir contra los cristianos, y para ello empezó a leer sus libros. Pero mediante esta lectura Dios le abrió los ojos, y Atenágoras se volvió cristiano. Entonces, en lugar de atacar a los discípulos de Jesús, los defendió, y en el año 177 presentó al emperador romano Marco Aurelio (121-180), filósofo también, un escrito a favor del cristianismo.

Ver contenido

Poncio Pilato

«Creo en Jesucristo, quien sufrió bajo el mandato de Poncio Pilato». En el mundo cristiano son numerosos los que han pronunciado o escuchado una u otra vez esta frase sacada del «Credo de los Apóstoles».

Ver contenido

Diálogo de los últimos momentos

Repentinamente uno de los malhechores crucificado al lado de Jesús se dio cuenta de que cuando dejase de estar en manos de la justicia humana, caería en manos de la justicia divina. En pocas horas cruzaría la frontera que temen todos los hombres. Poco antes, al igual que su compañero, blasfemaba, pero ahora se hacía preguntas.

Ver contenido

¿Ser servido o servir?

Esta fue la última noche que Jesús pasó con sus discípulos. Él sabía que su partida estaba cerca… En medio de la cena, se levantó, dejó su manto a un lado y se vistió como un siervo. Luego puso agua en un recipiente y, haciendo la tarea de un siervo de aquellos tiempos, empezó a lavar los pies de sus discípulos

Ver contenido

No son del mundo

Muchos cristianos piensan que el cristianismo es una ética dada por Dios para mejorar el mundo. Por ello, muchos creen sinceramente que deben involucrarse en la política o en la gestión social. Por generosas que sean estas iniciativas, no son suficientes. El mundo no puede ser mejorado (1 Juan 2:17), pues crucificó a Jesucristo. Está sin recursos, sin esperanza, no tiene ninguna relación con Dios, está sumido en el mal y bajo el poder de Satanás.

Ver contenido

No olvidemos a Aquel que se hizo pobre

El otro día descubrí el cuaderno de matemáticas de un tal Samuel, nacido en el año 1878. En la solución de un problema de matemáticas, una parte de las ganancias de una venta estaba destinada para los pobres.

Ver contenido

Creer

Jesús había anunciado a sus discípulos que iba a ser crucificado en Jerusalén y que tres días después resucitaría de entre los muertos (Lucas 24:7), recordando que los profetas lo habían predicho. Pero los discípulos no lo habían creído realmente, y después de su crucifixión, no pensaban que Jesús iba a resucitar.

Ver contenido

La muerte vencida

El cuerpo de Jesús, bajado de la cruz, fue puesto por manos amigas en una tumba nueva, tallada en la roca. Luego, una pesada piedra circular fue puesta allí para cerrar la entrada. Tras esta triste escena, transcurrió el día sábado.

Ver contenido